Uno de los trabajos para la industria solicitados a Ateca Trabajos Verticales, se desarrolla a gran altura, en torres de plantas termosolares de heliostatos. La energía termosolar es la energía que se produce a partir del aprovechamiento de la energía térmica que genera el calor de los rayos de sol concentrados en un punto desde cientos de paneles reflectantes.

 

La energía que produce esta radiación solar puede ser utilizada para múltiples usos como la calefacción y el agua caliente en el ámbito doméstico y para la climatización e incluso la refrigeración en procesos industriales. Sí, el calor también puede servir para proporcionar frío.

Termosolar Noor3

En verano, que disfrutamos de más horas de sol, esta energía termosolar puede ser aprovechada para el calentamiento de agua potable o para generar electricidad, mientras que en invierno que son más escasas las horas de luz y que el sol calienta menos, podemos utilizarla como apoyo a otros sistemas de extracción de energía.

Una central solar de torre o campo de heliostatos, es un tipo de planta de generación energética en los que el sol incide sobre unos espejos móviles que envían sus rayos hasta una torre central en la que el agua es calentada, se evapora y ese vapor mueve la turbina que genera la energía eléctrica.

pintura torre ps10 ateca 2

Aunque menos populares, también existen los colectores en forma de discos parabólicos similares a la forma de un disco de televisión por satélite, los reflectores Fresnel que son unos espejos alargados, muy estrechos y casi planos que se inclinan de forma alterna para enfocar la luz hacia un receptor localizado sobre los espejos y los hornos solares que son lentes parabólicas diseñadas con precisión para concentrar el calor en áreas pequeñas.

¿Qué beneficios aporta la energía termosolar?

La principal ventaja es que el combustible utilizado es la radiación solar. Un recurso gratuito e inagotable. Por este motivo se considera una energía renovable. Con respecto a las centrales de energía fósil no utilizan combustibles fósiles, por lo tanto no emite gases de efecto invernadero y no contribuye a empeorar el problema del cambio climático.

El hecho de tratarse de una fuente ilimitada o inagotable, hace disminuir considerablemente la dependencia energética que sí tenemos con otras formas de obtener energía como son el petróleo y sus derivados o el carbón. Además, se obtiene de una forma mucho más limpia y segura que estas últimas.

La última ventaja, que no menos importante, es que estamos frente a una energía que es gestionable ya que se puede almacenar como por ejemplo mediante tanques de sales fundidas, como en el proyecto que Ateca trabajos Verticales S.L. desarrolló para Abengoa.

pintura torre ps10 ateca 6

¿Es rentable la energía solar térmica?

Para saber si una instalación de energía solar térmica nos es rentable, es necesario considerar factores como el coste del sistema, el rendimiento y la vida útil de la instalación y compararlo con los costes que suponen los métodos convencionales de generación de calor, frío y electricidad.

Haciendo estos sencillos cálculos, es fácil deducir que la energía solar térmica es más rentable en países en los que las energías no renovables o convencionales son más caras que en aquellos en los que sale más económica.

Planta solar Noor 3 Marruecos Escudos de Protección Ateca Trabajos Verticales 4

Además, es importante saber que la rentabilidad también depende directamente de la eficiencia. Por ello, es recomendable ponerse en manos de ingenieros expertos en energías renovables para que diseñen y ejecuten la instalación del sistema termosolar de la forma más óptima. Así podemos garantizar que los colectores capten el mayor número de horas y la mayor intensidad de los rayos del sol, generando así más cantidad de energía que se acumulará con la finalidad de ir usándola en base a las necesidades domésticas o industriales de cada usuario.